Breaking News

La playlist de García Márquez

"Cuando Lebrijano canta se moja el agua" García Márquez
©  Cortesía Forzada
Por Rosa Torres
Consejera de Cultura de la Junta de Andalucía
Un día, el escritor colombiano Gabriel García Márquez dedicó una frase empañada de metáfora al cantaor andaluz Juan Peña: “Cuando Lebrijano canta, se moja el agua”.

Aquel mismo día, el maestro de Lebrija quiso agradecer estas hermosas palabras al genio de Aracataca, y corresponderle en justa proporción. Se le ocurrió, que el mejor obsequio, podía estar igualmente empapado de sentimiento. Aquel día, el pensamiento siempre inquieto del hijo de “La Perrata”, comenzó a pensar como tendría que ser el regalo que merecía el ilustre nieto del Coronel Márquez.

Para acertar con la elección, El Lebrijano se dejó llevar por la inspiración. Así, el regalo para el Nobel de literatura llegaba en forma de grabación musical, de un nuevo disco. El número 35 de una trayectoria artística extensa e intensa. Un nuevo trabajo soberbio y preñado de emotividad, como todos los anteriores. Anuda la garganta y alivia el alma. Un disco diferente y sin embargo, fiel a todos los predecesores.

Parte del misterio, lo explica el hecho de que, los temas que recoge, tienen como letra ni más ni menos, que los textos del propio Gº Márquez. En este disco, los sones flamencos mecen las esperanzas de que, “El coronel que no tiene quien le escriba”, va a ser correspondido. Los requiebros del arte jondo sirven también de telón sonoro a la increíble y triste historia de “La Cándida Eréndida” y su abuela desalmada. Y, sobre todo, quien nos iba a decir, que justo cuando se cumplen 4 décadas desde aquellos “Cien años de soledad” transcurridos en Macondo, esa soledad resonaría a compás en nuestros oídos.
Ambos han salvado un océano, un desierto de agua impaciente por acabar completamente empapada.

© "Cuando Lebrijano canta, se moja el agua" 2008 Rosevil Productions SL/ Juan José Peña Cortés