Breaking News

Conquistas y censuras

Poster de Martínez de Hoz la película

                             © MacanudoFilms


Por Cortesía Forzada


Alfonso Reyes sostenía,  hablando del método histórico de la crítica literaria y artística, que  “toda operación crítica consiste en enfrentarse con un texto determinado y conocer su vida en superficie y en profundidad (…) y, en su caso, los pleitos judiciales a que haya dado lugar.” Esta afirmación, más que un simple juego humorístico del mexicano es la concreción de la condición subversiva del hecho artístico. Reyes pensó quizás en: Flaubert, Zolá, Baudelaire, o tantos otros enjuiciados decimonónicos, pero su sentencia mantiene inusitada actualidad si ponemos en perspectiva un siglo xx plagado de horrores, y un incipiente milenio que no logra erradicar las lacras de la censura y la leguleyada.

Uno de los casos más recientes es el de la productora independiente Macanudo Films y su película Awka Liwen (2010), cuyo título en lengua Mapuche significa “Rebelde amanecer”. La cinta (ganadora de múltiples premios como: Mejor película educativa del Festival un film por la paz (Udine-Italia) explora la llamada “Conquista del desierto”, la anexión de la Patagonia y las relaciones históricas entre el racismo, el exterminio a los pueblos originarios y la concentración de la tierra en Argentina. Oswaldo Bayer, Kristina Hille y Mariano Aiello, autores del filme, señalan que una de las principales figuras de la “Campaña al desierto” fue el hacendado José Martínez de Hoz, fundador de la Sociedad Rural Argentina y bisabuelo de José Alfredo Martínez de Hoz quien fungió como jefe civil y ministro de economía del autodenominado “Proceso de reorganización nacional” (1976-1983), la última y más cruenta dictadura padecida en la Argentina.
Las pesquisas históricas de Bayer abordan los 2,5 millones de hectáreas de tierra que recibió José Martínez de Hoz en compensación por su ejercicio como financista y principal impulsor de la “Conquista del desierto” y el exterminio contra las comunidades originarias que ocupaban el territorio patagónico.

                  
                         ©  Awka Liwen                         
 ©MacanudoFilms

Por lo anterior, en septiembre de 2011, los herederos de esta poderosa dinastía demandaron a los documentalistas debido a que Awka Liwen “daña el honor de la familia Martínez de Hoz”, según reza en la acción legal interpuesta por José Alfredo Martínez de Hoz (nieto y homónimo del recientemente fallecido ministro de la dictadura). El litigio causado por Awka Liwen tardó más de un lustro en resolverse, tiempo durante el cual la película fue censurada y prohibida su proyección, hasta el fallo que revocó las pretensiones de los demandantes y dio vía libre a la difusión de la cinta que ya ha sido vista por más de 10 millones de personas.
La historia del juicio, como es apenas natural que ocurra, no terminó allí. Los herederos Martínez de Hoz impugnaron el fallo y, más trascendente aún, los demandados produjeron un nuevo documental cuyo título no puede ser otro más que Martínez de Hoz. Esta nueva película de Macanudo Films, estrenada en 2017, es un trabajo monumental en el cual no solo indagan los años del proceso judicial, sino que también entretejen lo que puede ser un perfil descarnado sobre la justicia y la historia en su país; un recuento del tránsito económico y los vaivenes de una nación, los orígenes de su estado y las desavenencias de sus instituciones al servicio de poderes hegemónicos. En suma, Martínez de Hoz es la historia de la Argentina contemporánea hecha inteligible a través del relato de un juicio de censura y la historia familiar de una dinastía que ha hecho presencia en todos los acontecimientos económicos, sociales y políticos de su país.
La sumatoria de los tres documentales: Awka Liwen, Martínez de Hoz I y Martínez de Hoz II crean lo que, en términos de David Viñas, se llama “Polémico collage” y a través de este nos invitan a revisar la manera en que las formas del relato revelan también las capas repetitivas de la historia, entre las cuales el despojo, las masacres y la operatividad de la censura han sido constantemente borradas del territorio de las calamidades y disfrazadas con los atuendos luminosos de las hazañas.


Cineasta e historiador argentino Oswaldo Bayer

          Oswaldo Bayer

      © CortesíaForzada