Breaking News

Las nuevas reformas

 
Martín Lutero reformas Cortesía Forzada.
© Nahum Villamil Garcés

Por Nahum Villamil Garcés        

El 31 de octubre de 2017 se cumplió el quinto centenario del Disputatio pro declaratione virtutis indulgentiarum que Martín Lutero clavó en las puertas de All Saints’ Church, Wittenberg, para reformar las autoridades y prodigios a los que la Iglesia Católica se abocaba.
En ocasión de esta efeméride, el Hay Festival (2017) reunió en el Centro de Convenciones de Cartagena de Indias a un heterogéneo grupo de once intelectuales para que cada uno presentase ante el público una reforma que, a la manera de las célebres 95 Tesis de Lutero, pudiera causar un remesón en la forma en que comprendemos y nos relacionamos con el convulsionado mundo que las sociedades nos han erigido.

El resultado fue el siguiente:

Juan Sebastián Cárdenas (1978)
El escritor y traductor colombiano Juan Cárdenas, autor, entre otras, de Zumbido (2010) y Los estratos (2015), que le granjeó el premio "Otras voces, otros ámbitos"; propuso reformar los códigos legales para prohibir las reformas. Lo anterior en aras de recuperar el espíritu o cualidad (intrínseca a éstas) de transformar la realidad que se ha perdido en un país de leguleyos como Colombia, donde basta recordar las tradicionales reformas económicas y políticas para evidenciar que son meros ejercicios para mover la nave sin izar las velas ni levar las anclas.

Renato Cisneros (1976)
El escritor y periodista peruano Renato Cisneros, autor de una decena de libros que estriban entre la poesía, la novela y la no ficción, planteó la idea de abolir el sacramento de la penitencia como forma de acabar con ese alivio provisional de conciencia, impartido por personas cuya estatura moral suele contradecirse con el hecho de hablar en nombre de cualquier deidad, y recibido por personas que suelen cumplir con una rutina de armónica pantomima celestial. Además, agregó que dicha reforma puede servir para liberar a los infantes del mundo occidental de ese hecho bochornoso consistente en la primera confesión, y para ello citó el caso de Adolfo Bioy Casares quien, en cuya temprana inocencia, confesó al sacerdote ser un fornicador asiduo, exclusivamente con hombres, tras haber preguntado el significado de aquella palabra y escuchar de su padre que eso era un sinónimo de mentir.

Carlos Franz (1959)
El reciente ganador de la II Bienal de novela Mario Vargas Llosa con Si te vieras con mis ojos (2015) propuso reformar el relativismo cultural que, según él, aglutina en un mismo ámbito a manifestaciones tan diversas como las novelas, álbumes musicales, películas, videojuegos, pinturas, y que contribuye al crecimiento exponencial de las indulgencias literarias y al recrudecimiento de la banalización crítica de cada área. No obstante, recalcó el carácter utópico de su propuesta debido a la inmediatez con que a cada reforma sobreviene una contra reforma, y vaticinó las condenas a la hoguera que le proferirán los devotos del relativismo cultural.

Carlos Granés (1975)
Uno de los ensayistas colombianos más renombrados en la actualidad; autor, entre otros libros, de El puño invisible (2011), con el cual recibió el Premio de ensayo "Isabel Polanco". Su planteamiento ahondó en la necesidad de reformar una institución: el museo. Dicha propuesta estuvo basada en la apuesta por devolverle el protagonismo al artista y expropiarles el pontificado a los curadores para relegarlos a su antiguo oficio de cuidadores de objetos. Lo anterior, plantea Granés, tiene que ver con una serie de transformaciones que han evidenciado los museos a partir de las Vanguardias y El orinal de Duchamp, y que han desembocado en la conversión de los museos a centros de “grandes proyectos curatoriales”, los cuales dan cuenta del violento entrecruzamiento entre el poder económico y la cultura.

Maylis de Kerangal (1967)
Esta escritora considerada una de las grandes exponentes de la contemporaneidad francesa, y en cuyo haber se sitúan una veintena de libros, propuso reformar un artículo del código penal francés. Kerangal sostuvo la imperiosa necesidad de erradicar el xenófobo artículo L-622 que castiga el “Delito de hospitalidad” y la ayuda a los refugiados extranjeros con la pena de pagar 5 años de prisión y 5000 euros de multa. En un mundo que atraviesa una de las mayores crisis migratorias y humanitarias -insiste Kerangal-, mientras algunos se tientan erigiendo muros y tornando en materia las fronteras, hay que seguir corrigiendo los pequeños agujeros que configuran el naufragio de las sociedades.

 
© Nahum Villamil Garcés
Ana María Machado (1941)
Esta educadora, escritora, periodista y pintora brasileña, cuya obra ha sido galardonada con múltiples premios, propuso una reforma a la conciencia individual, o lo que ella señaló como una reforma dirigida a la “suprema autoridad individual”. Esta propuesta apunta hacia la preservación del arte de la conversación y la plática como herramientas para contrarrestar el aislamiento impuesto por los difusos valores monetarios, contra las relaciones interpersonales y el yo interno de cada persona: instancias que se han visto afectadas por el sistemático enajenamiento al que ha sido sometida la condición humana.

Leonardo Padura (1955)
El más célebre escritor cubano contemporáneo, Premio Princesa de Asturias de las letras, sostuvo la necesidad de efectuar una reforma al Génesis bíblico. Padura recordó que, en dicho libro, el dios cristiano le otorga al hombre el poder sobre los demás seres vivos sin siquiera consultar con ellos su adhesión al yugo humano. Eventualmente, sostiene Padura, esa facultad evolucionó hasta convertirse en el ejercicio del poder sobre otros humanos, y de allí propuso también la eliminación del sentimiento del miedo hacia otras personas. Según el cubano, es hora de romper con ese sentimiento inducido, el cual termina por producir el carácter cíclico de las grandes tragedias humanas, y cuya semilla, lanzada a los vientos de hoy, puede encontrar tierra fértil en muchos lugares para dar frutos devastadores.


Enrique Serrano (1960)
El autor del polémico texto ¿Por qué fracasa Colombia? (2016) se ampara en una preocupación del ensayo “Ortodoxia”, de G.K. Chesterton, para esgrimir su propuesta de reforma. Chesterton afirmaba, según Serrano, que la confianza en sí mismo, evidenciada sobre todo en el hombre contemporáneo, era cuando menos un sinsentido. Por lo anterior, Enrique Serrano propone reformar la confianza en sí mismo, arguyendo que ésta, en muchas ocasiones, impide atisbar lo que el otro tiene para  crear un verdadero diálogo en el que se geste la concordia y no los múltiples y abismales extremismos.

Abram de Swaam (1942)
Este relevante ensayista, sociólogo y profesor emérito de la Universidad de Amsterdam, insiste en la urgencia con que deben ser reformados los sistemas educativos contemporáneos, cuya principal labor ha consistido en aburrir a los estudiantes y hacerlos perder paulatinamente el sentido de las maravillas que ofrece el mundo. Para esto, propone priorizar y encauzar la educación hacia las instancias que logren entusiasmar a cada ser humano que ingresa en una institución educativa, y guiarlo a través de lo que él llamó pedagogía del apasionamiento.  

Philippe Sands (1960)
“Imagine that we are all citizens of the world” fue la frase que utilizó este abogado y professor del University College of London. Su reforma estriba en la creación de un pasaporte unificado y que se pueda denominar como “Pasaporte de ciudadano del mundo”: documento con alcance global y que implicaría la abolición de los visados y restricciones a cualquier ser humano para transitar libremente por el globo terráqueo.

Jane Teller (1964)
La autora de The Trampling Cat (2004) propone modificar la forma en que la internet está decidiendo la vida diaria de las personas. Para Taller, la internet ha propiciado un recrudecimiento en el salvajismo del debate público y ha llevado a que “estemos bajando, presurosos, una escalera hacia una sociedad menos compasiva y mucho más fea”. Por lo anterior, propone reformar la anonimidad que a día de hoy ofrece el maremágnum de la web, y en la cual se escudan personajes siniestros para contribuir al hundimiento de la humanidad.